jueves, 1 de septiembre de 2016

1 de septiembre: Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación La campaña «Si Cuidas el Planeta, Combates la Pobreza» invita a apoyar la causa de los pobres



Con motivo de la celebración, el 1 de septiembre, de la Jornada Mundial de Oración  por el Cuidado de la Creación, la campaña “Si Cuidas el Planeta, Combates la Pobreza” –que impulsan Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES (Red de Entidades para el Desarrollo Solidario)— comienza su agenda de actividades a dos años vista con el objetivo de sensibilizar a toda la ciudadanía para que, dentro del espíritu de la encíclica Laudato Sí´ del Papa Francisco, nos comprometamos en la defensa de un modelo distinto de desarrollo, justo, solidario y sostenible, y cambiemos nuestros hábitos de consumo y estilos de vida.

Como primera iniciativa, a lo largo de todo el mes de septiembre se van a poner en marcha diversas acciones de sensibilización para niños, jóvenes y adultos centradas en el primer punto del “Decálogo Verde” de la Campaña: «Apoyarás la causa de los pobres».

Para ello, junto a una oración para conmemorar la Jornada Mundial del 1 de septiembre y unas propuestas de acción personal para transformar nuestros hábitos de vida, se ha preparado también una versión para niños del “Decálogo Verde”, que sirva para acercar en clave pedagógica a los más pequeños los principios que inspiran la Campaña.

Hombre y naturaleza, un equilibrio roto
Como se señala en los materiales diseñados para esta primera etapa, «hasta no hace demasiado tiempo, la armonía con el entorno, con la naturaleza, se ha mantenido en un equilibrio no exento de tensiones y violencias, pero este equilibrio se ha roto y el hombre en su afán de dominio y de poder ha abusado no sólo de la tierra sino de todo lo que contiene, incluidos los propios seres humanos que la habitan, sus hermanos, y así nos damos cuenta ahora que “entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra” (LS 2)».
Ante esta quiebra de la relación armónica con la Creación, surge un clamor creciente «que nos interroga –“¿dónde está tu hermano?", ¿qué has hecho, que estás haciendo con la tierra que puse a tu cuidado?— y aparece como el grito, la voz de Dios que nos llama de nuevo para que recuperemos memoria del mandato cuidarás de la tierra y cuidarás de tu hermano».

El caso de la Amazonía ecuatoriana
Como ejemplo del retroceso que se está produciendo en muchas regiones del planeta en el cuidado medioambiental, la Campaña pone el foco en los efectos devastadores de las industrias extractivas sobre las comunidades locales de la Amazonía ecuatoriana.
“Hasta la fecha, miles de familias sufren las consecuencias de esta contaminación, enfermedades de la piel, diversos tipos de cáncer, enfermedades estomacales, tierras agrícolas altamente tóxicas, pobreza extrema. Eso es lo que ha dejado la empresa que llegó de la mano de nuestros gobiernos diciendo que traía progreso y desarrollo para nuestra gente”, explica Donald Moncayo, uno de los líderes locales de las poblaciones afectadas en Ecuador.
Una forma de apoyar a las comunidades afectadas es, como indica Donald, “organizarse y luchar para que estas empresas petroleras no sigan llevando la contaminación, la muerte y la destrucción a otras partes del mundo”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada