martes, 26 de abril de 2016

NEPAL: UN AÑO DESPUÉS TERREMOTO, LA RED CÁRITAS IMPULSA UN PROGRAMA DE VIVIENDAS PARA 4.400 FAMILIAS

El 25 de abril se cumplió el primer aniversario del grave terremoto que azotó 14 distritos de Nepal y dejó tras de sí un saldo de casi 9.000 fallecidos, más de 95.000 desplazados y 8 millones de afectados en todo el país. A lo largo de estos doce meses, la red Cáritas no ha dejado de acompañar a las comunidades más vulnerables para garantizar sus necesidades básicas y afrontar la reconstrucción.
Desde abril de 2015, la red internacional de Cáritas ha prestado ayuda humanitaria a unas 300.000 personas y ha destinado a los distintos programas de emergencia y de rehabilitación más de 11 millones de euros.
Una vez finalizada la etapa de emergencia, la acción de reconstrucción y rehabilitación que ha puesto en marcha la red Cáritas en Nepal tiene un plazo de ejecución de tres años y cuenta con un presupuesto previsto de 36,4 millones de euros.
En este primer año, el mayor esfuerzo se ha dirigido a distribuir ayuda de emergencia a más de 70.000 hogares —unas 300.000 personas—, incluyendo el suministro de alimentos, albergue temporal, agua y saneamiento. Además, Cáritas ha distribuido semillas y material agrícola a 34.000 familias y ha financiado la reparación de casi 400 escuelas, así como pequeñas ayudas en metálico para ayudar a los damnificados a recuperar sus medios de vida, a garantizarles atención médica o a combatir el rigor de las temperaturas invernales en un país como Nepal, situado en las faldas del Himalaya.
En noviembre de 2015 arrancó la fase de reconstrucción, en la que las mayores prioridades se van a centrar en la reconstrucción de viviendas para 4.400 familias, la rehabilitación de las redes de agua potable, saneamiento y atención médica para otros 4.670 hogares, la recuperación de los medios de vida de los afectados y el refuerzo de la capacidad de prevención y respuesta de las comunidades ante futuros desastres.
Como afirma Silar Bogati, director ejecutivo de Caritas Nepal, “gracias a la unidad de la Confederación Caritas pudimos reaccionar rápidamente a la emergencia y alcanzar muchos objetivos en el último año”.
“Ahora –añade— estamos intentando forjar un futuro mejor junto a nuestras hermanas y hermanos nepalíes. Hemos empezado a construir casas antisísmicas para que la gente se sienta segura, estamos asegurando que los niños puedan ir a la escuela, las familias tengan agua corriente y la gente pueda sembrar sus terrenos y recoger las cosechas, entre otras cosas”.
Para conmemorar el aniversario del terremoto, Caritas llevará a cabo un evento de tres días en Katmandú, del 25 al 28 de abril, en el cual representantes de las Cáritas nacionales que están colaborando con Cáritas Nepal analizarán los desafíos pendientes y los éxitos alcanzados por la labor de la Confederación en el último año. Al evento asistirá el arzobispo de manila y presidente de Caritas Internationalis, cardenal Luis Antonio Tagle.
Respuesta de Cáritas Española
Cáritas Española ha estado presente en la respuesta a la emergencia provocada por el terremoto de Nepal desde las primeras horas.
Junto a los 300.000 euros remitidos a la Cáritas Nepalí en las primeras horas del desastre para atender las necesidades más inmediatas de la población afectada, Cáritas Española hizo una nueva aportación de 200.000 euros como respuesta al lanzamiento del llamamiento de emergencia por parte de Cáritas Nepal que se produjo en las semanas posteriores.
Finalizada la primera fase de la emergencia (abril-agosto de 2015), Cáritas Nepal lanzó un nuevo llamamiento para financiar la fase de rehabilitación y reconstrucción a tres años vista. Para este programa, Cáritas Española ha comprometido una partida de un millón de euros para el primer año de ejecución, de los cuales se han desembolsado ya 300.000 euros.
Cáritas Española comenzó el trabajo de cooperación fraterna con Cáritas Nepal en 2007, apoyando la emergencia declarada por las inundaciones sufridas ese año y el siguiente.  La ayuda volvió a reactivarse en 2009 con el apoyo a los refugiados del vecino Bután acogidos en los campos nepalíes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada