miércoles, 29 de abril de 2015

Cáritas Diocesana solicita la colaboración de los palentinos para los damnificados por el terremoto de Nepal


Para ello, Cáritas Palencia abre dos números de cuenta, a través de los cuales se podrán hacer las aportaciones que se destinarán a los afectados por el terremoto del pasado 25 de enero.






BBVA              ES95 0182 0496 61 000002 5101
CAJA DUERO ES17 2104 0201 18 916969 5717


Un terremoto de magnitud 7,8 grados en la escala de Richter, con epicentro a 77 kilómetros de la capital (Katmandú), sacudió la zona centro del país, destrozando pueblos, ciudades e infraestructuras, y provocando la muerte de miles de personas. Según los últimos datos de la OCHA (a fecha de 28 de abril) más 8 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, 100.000 han perdido sus casas, 4.300 han fallecido y 7.000 están heridas. Sin embargo, la cifra real de pérdidas humanas podría ser mucho más alta ya que los equipos de rescate aún no han llegado a áreas remotas del país y no se conoce la cifra de desaparecidos en la tragedia.

El daño económico para uno de los países más pobres del mundo también es importante: el Gobierno nepalí ha avisado de que las tareas de reconstrucción podrían costar el 20 por ciento de su PIB.

Ante esta crisis, las autoridades locales y las agencias humanitarias ha advertido de que las necesidades de la población son enormes, sobre todo en refugio, agua y comida. No está siendo nada fácil llegar hasta los damnificados y continuar con las labores de rescate, debido al colapso de las comunicaciones, los daños en las infraestructuras y el transporte, las constantes lluvias y la difícil geografía del país.

La Iglesia, Cáritas Nepal y los miembros de la Red Internacional que estaban en terreno antes del terremoto (como las Cáritas de Australia y Estados Unidas) se movilizaron desde el primer momento para prestar auxilio a los afectados, colaborando en las tareas de rescate de las víctimas, en la evaluación de las necesidades más urgentes y en la distribución de la ayuda de emergencia.

"Muchas personas han perdido sus hogares y están en las calles o en espacios abiertos, expuestos a las bajas temperaturas nocturnas. A todos ellos intentamos proporcionarles alimentos, agua y refugio temporal", explicó el padre Pius Perumana, director de Caritas Nepal.


El primer día, Cáritas Nepal ya repartió lonas de plástico y carpas entre la población que por la pérdida de sus casas o por miedo a las réplicas durmió en la calle; algunas personas buscaron refugio en las iglesias repartidas por diferentes partes del territorio nepalí. También comenzó con las labores de distribución de alimentos, dada la extrema necesidad de comida entre la población. Cuatro días después del terremoto, continúan cerradas las tiendas y los mercados locales. Al mismo tiempo, Caritas Internationalis (CI) movilizó todas sus estructuras de respuesta a las emergencias para apoyar la operación puesta en marcha por Cáritas Nepal, y se ocupó de la coordinación entre nuestra Cáritas hermana y el resto de miembros de la Confederación Internacional. Además, ha empezado a comprar materiales de socorro en la región para responder a las necesidades de los damnificados. También la Cáritas estadounidense (CRS) está enviando desde el norte de la India suministros de emergencia para apoyar las operaciones de ayuda de la red Cáritas en Nepal.

Cáritas Nepal está trabajando en la evaluación de daños y en la identificación de las mayores prioridades de los damnificados, para lanzar en los próximos días un Emergency Appeal (llamamiento a la emergencia/EA) a todos los miembros de la Red Internacional de Cáritas, incluyendo a Cáritas Española.

La Confederación Caritas España ha estado desde el primer momento al lado de la población nepalí y de la Cáritas local.

Cáritas Española ha activado su protocolo de respuesta a las emergencias para coordinar con Cáritas Internationalis su apoyo a las acciones más urgentes, y ha aprobado el envío de una partida inicial de 300.000 a Cáritas Nepal (100.000 euros de su fondo de emergencias, y 200.000 aportados por Inditex).

Al mismo tiempo, la Confederación lanzó la campaña “Cáritas con Nepal” para movilizar la solidaridad de los donantes con las víctimas del desastre.

En los últimos años, Cáritas Española ha apoyado varias acciones de respuesta a las emergencias sufridas en el país asiático, como las inundaciones de 2007, 2008 y 2009. También apoyamos el trabajo de Cáritas Nepal con los refugiados de Bhután desde el año 2009 hasta 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario